Salud y emociones

|

Salud y emociones

Hoy en día existen datos suficientes para afirmar que las emociones benéficas potencian la salud, mientras que las nocivas tienden a disminuirlas. Por ejemplo, en periodos de estrés tenemos mayores probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades relacionados con el sistema inmune, como la gripe u otras infecciones ocasionadas por microorganismos que bajo condiciones normales no causarían daño.

De igual forma, el estrés representa un factor de riesgo para adquirir determinados hábitos no saludables, como el tabaquismo, que a la larga pueden menguar la salud. En cambio, el buen huemo, la risa y la felicidad, ayudan a mantener e incluso recuperar la salud.

0 comentarios:

Publicar un comentario