Cuidate luz ultravioleta

|

Cuidate luz ultravioleta

No se descarta que la luz ultravioleta pueda producir cambios en sitios distantes a los irradiados, tal vez por estimulación hormonal o por abatimiento de las defensas inmunitarias, con la consecuente formcación de tumores en lugares no expuestos al sol. Se teme, inclusive, que el deterioro de la capa de ozono en los polos tenga como consecuencia un incremento en este tipo de cáncer asociado con al radiación del sol. Lo anterior nos hace ver en nuestra vida cotidiana que podemos enfrentarnos a factores potencialmente cancerígenos dentro o fuera de los lugares donde desarrollamos nuestras actividades, en la ciudad o en el campo, por motivos laborales, médicos, accidentales o como resultado de nuestros hábitos.

Sin embargo, es importante resaltar que no basta con exponerse a un agente cancerígeno para desarrollar cáncer, pues ésta es una enfermedad en la que intervienen múltiples factores.

0 comentarios:

Publicar un comentario