Medidas preventivas Influenza

|


La principal medida preventiva es la aplicación anual de la vacuna contra la influenza, que no previene para nada el catarro común. Por lo general se utiliza una vacuna trivalente, elaborada con virus inactivado en huevos embrionados; este dato es importante porque la alergia a los huevos es un problema pediátrico común. En Estados Unidos se programan los serotipos que se incluyen en la vacuna con base en el monitoreo que se realiza durante cada brote de influenza.

La aplicación de la vacuna solo se recomienda a las personas que tienen mayor riesgo de presentar complicaciones, adultos mayores de 60 años y más, niños de 6 a 24 meses de edad, enfermos de diabetes mellitus, del corazón, de los pulmones y de los riñones, enfermos de cáncer en tratamiento, enfermos con inmunodeficiencia, personal de salud y personas que cuidan o viven con alguien que pertenece a un grupo de alto riesgo.

Los virus que causan la gripe cambian con frecuencia, por lo tanto casa año se produce una vacuna diferente y es necesario vacunarse todos los años. La vacuna se encuentra disponible de octubre a marzo, pues la temporada de influenza comienza generalmente en noviembre, con los picos más alto en diciembre y enero. Las personas vacunadas tardan unas dos semana en desarrollar defensas contra la enfermedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario